“Si míster, este campo no es para mí”

 In Blog de Opinión

Me lo dijo un gran jugador y una gran persona. Quizás el mejor jugador que he entrenado y seguro la mejor persona que he conocido. Los jugadores de fútbol son, somos un poco egoístas. Él no. Yo mismo jugué en el filial del Valencia cuatro temporadas y pensaba que no había nunca ningún motivo para no jugar porque era el capitán y el ojito derecho del entrenador.  Él sabía cuándo y dónde su participación era necesaria. Defendió la camiseta de su equipo en los mejores campos y sus mejores años. Vivió el sueño de vivir tocando el balón. Yo, que me consideraba un jugador técnico, no pensaba que un campo embarrado o un césped en muy mal estado podrían con mi calidad. En una ocasión jugándonos mucho en un partido en el peor campo posible el entrenador me pregunto varias veces a lo largo de la semana si pensaba que ese campo era para mí. Si, respondía siempre sin dudar, sabiendo en el fondo que ese campo no era para mí. Jugué mal, perdimos y falle un penalti. Y es que el campo no era para mí. Pero el fútbol siempre te da nuevas oportunidades y ya como técnico me jugaba parte de los objetivos de la temporada en un partido en Huesca, en pleno invierno y con el campo impracticable. Y yo temía preguntar a ese gran jugador, capitán del equipo y ojito derecho mío lo que mi entrenador me preguntó a mi aquel día. Lo retrase toda la semana y llegó el momento de hablar con él y decirle que no iba a jugar. Haciendo una excepción en mi manera de actuar, lo llame antes de viajar y le dije que no iba a jugar explicándole los motivos. Silencio sepulcral en el despacho. Tras unos segundos que me parecieron horas, con una sonrisa tranquila me dijo “si mister, el campo no es para mí”. Ganamos ese día, fue más líder que nunca en el vestuario, animó como uno más desde el banquillo y a final de temporada subimos a primera con él como icono, de nuevo, del equipo que hizo grande con su fútbol. Si, lo habéis adivinado, el protagonista de esta historia es Valerón, el Flaco. Un grande de verdad que siempre ponía el grupo por encima de todo. Su Depor antes que su gloria, su equipo por encima de su leyenda. Por eso es un mito del Deportivo, por eso es querido allà por donde va, porque un día reconoció sin dudar que sí, que el campo no era para él.

Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Pincha el enlace para conocer nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies