La cara B

 In Blog de Opinión

La cara B

“Hola Oltra soy del Córdoba desde que nací, mi padre me llevaba desde pequeño y ahora estoy deseando jubilarme para volver al campo, porque con mi trabajo y los horarios de este fútbol me pierdo muchos partidos”. Tras eso un emotivo relato de su experiencia vital, de su amor a unos colores, de su pasión.  De que fue vecino de un entrenador o que vivió el ascenso del año 62. Una pasión  imposible de explicar con palabras porque la completaban su sonrisa y su mirada. Es la cara b de este mundo del fútbol que invade todo sin remisión. Son las muchas historias que te suceden cada día cuando se han apagado los focos y te pones el traje de persona normal. Cuando paseas por la ciudad donde vives y se cruzan miradas de los más tímidos que no se atreven a nada más, cuando recibes regalos insospechados, que por su puesto crees no merecer o cuando en mitad de una comida te piden una, o dos, o tres fotos. Quien piense que el fútbol es un campo, un balón, tácticas, árbitros, goles, derrotas o victorias se equivoca. El fútbol lo invade todo y emociona ver que desde niños que apenas levantan un metro del suelo hasta mayores que recuerdan todo mejor que cualquier entrada de Wikipedia admiran tu trabajo. No nos escapamos de algún improperio pero son los menos en este mar de idas y venidas que es el fútbol y sus resultados. Me ha pasado en todos los sitios donde he tenido la suerte de entrenar. Once años fuera de casa suponen un equipaje de experiencia futbolística pero también de experiencia vital, de miradas que relacionas con historias pasionales, de ciudades entregadas y de un día a día fuera del campo al que tienes que entregar también tu mejor versión. Estoy seguro que sería peor entrenador si no dedicara parte de mi tiempo a escuchar a esas personas que ven en poder darte la mano, fotografiarse contigo o contarte a quien debes poner en la portería una manera de decir que están a tu lado, al lado del equipo que tu representas. Pero tampoco hay que pensar que somos el centro del Universo. El otro día tomaba un café con dos amigos y me pidieron una foto. Me levante, me la hice y volví a sentarme, en la mesa de al lado dos chicas sentadas, y una  le preguntó a la otra si sabía que quien era yo, “no lo sé” respondió, “pero creo que es un cantante”. Pues eso, la cara B del apasionante mundo del fútbol.

Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Pincha el enlace para conocer nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies